27.11.20

Lima-Mali (ven. 21 août) "En este maravilloso mar..." (1)

Hola maría, te responderé pronto. Gracias por escribir. Te quiero.

*

(dim. 6 sept.)

Querida Polar, anoche soñé contigo por primera vez (o si he soñado más veces, esta es la primera vez que me acuerdo). Aparecías en el sueño, aparecíamos las dos, y era algo fantástico, literalmente fantástico. No sé si yo volaba. Estoy segura de que había elementos sobrenaturales. Te veía claramente, pero he olvidado tu imagen en el sueño y qué ocurría realmente. Sólo sé que me lo pasaba muy bien, uno de esos sueños que no quieres que se terminen o que cuando despiertas para volver a dormir, como creo que fue el caso, te gustaría poder seguir soñando. 

Este poema de Emily Dickinson es maravilloso. Ella es una de las más grandes artistas de la historia de la humanidad y ofrece consuelo, iluminación y amor a cualquiera que se acerque, si bien en principio no es tan sencillo, con su originalidad y EScribiendo de ser es más que de seres (como todo lo que termina por sobrevivirnos, como otros compañeros irreductibles, por ejemplo Hölderlin, por nombrar al poeta preferido por muchos amantes de la mejor y más trascendente pincelada). Tengo toda su poesía pero no me la he leído entera. Es un libro que siempre mantengo a medio leer. Y antes de abrirla ya la amaba. Es imposible no querer a Emily Dickinson desde el mismo momento en que escuchas su nombre o algo sobre su carácter. A menudo me la imagino viviendo hoy. Sus cartas las he leído. Pero puede que no todas. Tuve un libro que las reunía, pero debía de ser una selección. La verdad es que no le había prestado mucha atención a la figura de Susan Gilbert, pero ahora me doy cuenta de que no sólo fue su gran amor sino que fue la 'persona' (entrecomillado porque no se puede entrecomillar "universo" o "cielo", no realmente) que empapaba su jardín (como sólo lo puede hacer algo más que un amor, una presencia, una compañía por debajo de todo; un algo vestido de alguien para alguien que "algo" tiene: todo). Yo siempre me he imaginado que si Emily Dickinson viviera hoy haría un poco como yo. Más o menos emplearía el cuaderno inexistente (de red). Jugaría como yo lo hago. Quizá me llamaría ella a mí "querrida", con la doble erre que viene a decir "más", quizá seríamos la misma gente (o persona) con los dos palitos de una misma eLLe. AmarseLL (aquí murió Rimbaud). Pero creo que no existiríamos juntas al mismo tiempo. En ningún caso a la vez que (su) SusAN y mi A(na) (¡que son la misma?).

Emily y yo somos muy diferentes o nos parecemos mucho (en muchas cosas) pero ojalá (mi) poesía, o ejemplo, sea culturalMENTE (o extracultural)mente asimilado. Ella no ha sido todavía absorbida. Era imposible ignorarla, pero ha permanecido en un lugar seguro siempre. Pero para eso estamos no otras, para tomar el relevo, para recogerlo donde lo dejó la propia Marilyn M, que se hizo universal, un poco (más) si cabe, pero todavía sin entrar dentro (Shakespeare, Cervantes, Homero, y para mí también Vermeer, John Ford o Dylan, B o b -y más nombres que no cito-). Yo me he elegido a mí misma para estar con The Kiss de Judee (Lynn) Sill, para estar con quien más quiero (que no es William o Miguel u Homero). Porque eso es el arte para mí, compañía y buena. Bach. Silencio. El bar (ahí vi lo que podía ser el cielo). Tiene que haber una mujer artista tan universal que escriba su nombre en rosado (como mi profesora de pintura inolvidable Malou me enseñó en sus cuadros, sin saberlo, en el compartir de su vivencia, argentina, mexicana, española y universal). Si no estuviera por star no estaría. 

Entre los libros que se producirán, y que quiero que se agrupen quizá bajo el título de MOMAN están algunos (los títulos me vinieron el otro día mientras me dormía y pensé en decírtelos a ti, nada es definitivo mientras no se llegue a poner en papel) como (enamor)ada, de nina a Niña, el le el le, L'une, O: [por agua; eau, y Österreich], Boba (es lo que siento, este libro no se ha acabado) o [el último twitter (TortugaLucecita) que he retomado porque lo(s) demás lo(s) doy por finalizado(s), salvo un nuevo espacio en instagram que si necesito usar usaré (nunca como lo que fui; es a leyenda; es o leyendo); pero empiezo a creer que nada se termina(rá)] mar i and mar y. ¿Dejaré esta (e)tapa (ya la he dejado)? Puede que esto (nada) suceda nunca, pero yo ya te lo he contado (y) todo.

Sólo quiero que sepas también que coincido en tus sospechas hacia el nuevo Ministerio de Igualdad por defender de esa forma la “identidad de género”: hay no otros, en todo caso este tendría que ser el mensaje, y lo demás, sí (lo hay) es trabajo (que si ponerte cosas y quitártelas, que si pensar esto o aquello).

tu (yo)ke* y besos

*o H (es como un puente)

2 comentarios:

Elise dijo...

Este va con mínimos cambios que acabo de hacer una vez publicado. Merci.

Elise dijo...

Casi me dejo una virgulilla.