26.10.20

Lima-Mali (miércoles, 18 de noviembre de 2015) "Noche"

Buenas noches querida Polar, que descanses. Qué locura de primavera otoñal. Por cierto, quizá algún día te apetezca darme tu dirección para que te escriba sobre papel. Echo de menos el papel. Un abrazo.

P. D.: de cualquier manera es fantástico escribirte

elise

*

(viernes, 20 de noviembre de 2015)

Yo también te quiero, Polar. Y como soy una máquina de escribir me apetece escribir y a poder ser sobre papel. Echo mucho de menos la época en que mantenía correspondencia postal. Era realmente mágico. Pero esos tiempos no volverán. Al menos tuvimos la suerte de poder vivirlos.

Así que de momento seguiré dejándome caer por tu blog y tu correo electrónico; es mejor, mi situación ya es de bastante locura, la verdad, y no sé qué me producirían unas cartas. Seguramente mayor excitación de la que ya padezco. No, es bueno sentirse tan vivo, pero a veces se me va de las manos.

Por cierto, tienes para ofrecerme tu maravillosa sinceridad: no es poco. Sobre las ilusiones que comentas, te comprendo, yo he abandonado la mayoría de las mías. Pero no me parece algo malo: eran un estorbo. Todavía guardo algunas, he de confesarte.

Son tiempos muy complicados. Desde mi universo te mando ánimos, abrazos, paz. Mi vida en Viena es muy simple. Te diré que lo que más disfruto es viajar en tranvía. Me alegra la vida.

elise

No hay comentarios: