12.10.20

Lima-Mali (Fri, 27 Mar 2015) “saludarte”

Queridísima María,

me alegra enormemente recibir noticias tuyas y tus palabras me reconfortan más que el té verde o un paseo. Sé que he estado ausente, pero entre el libro (va bien, todavía no está pero quiero creer que vas a poder leerlo, si alguien se atreve a publicarlo, que espero que sí -a estas alturas lo de publicar me sigue resultando complicado, y más ahora, que Ana Gaviera no está-), asuntos diarios que me exigen tiempo y dedicación y sobre todo un naufragio amoroso que me tiene muy tocada, ha sido difícil. Llegué a borrar mis cuentas de Twitter y Facebook y me planteé cerrar el blog. Pero debo escribir para sobrevivir y por ahora no puedo renunciar a la inmediatez de estos lugares, al contacto que me ofrecen con el mundo exterior, así que de momento ahí sigo.

No sé qué hacer para olvidar a una persona muy querida. Es posible que me vaya a Viena a vivir, además. Yo en realidad no quiero viajar*, tampoco olvidar, pero pocas veces se presentan las cosas como una quiere.

Gracias por creer en mí. Yo también creo en ti, por cierto. Espero que te encuentres fuerte y espero que la primavera te esté tratando bien. Siempre me sorprende seguir con vida cuando llega la primavera. Ya casi es abril y no parece posible. ¿Qué nos deparará este año? Yo sólo quiero amor** y por eso sé que estoy loca y que no tengo remedio.

Un beso, un abrazo,

elise

*sí quiero viajar, pero no a Viena, aunque creo que puede estar bien. 

**amor del imposible***.

***si no existe no existo.

*

Hola,

vi el post esta tarde, me gustó mucho la fotografía. Es un honor estar en tu maravilloso blog, me siento muy querida por eso.

Muchos besos y buena noche,

elise

No hay comentarios: