2.10.20

Lima-Mali (17 de febrero de 2015) "Lunes"

Hola Polar,

me alegro mucho de que todo esté bien. Avísame si vienes a Madrid. Y mientras, seguiré visitando tu blog y tú puedes visitar el mío. 

Te mando muchos besos y algún abrazo,

elise

*

Estimada Polar, o María (me gusta saber tu nombre), hoy que estoy tan triste (yo también padezco la obsesión amorosa, terrible enfermedad, a veces se me quitan las ganas de vivir) tus palabras me hacen el doble de bien. Lo cierto es que tú me escuchas, me lees, te gusta, te conmueve, y en un mundo donde parece que nadie me ve (por lo que suelo sentirme muy agradecida, ya que me da la libertad y la tranquilidad que necesito por mi carácter huidizo) el hecho de que tú sí lo hagas y que lo demuestres como lo demuestras hace que no pueda sino darte las gracias una y otra vez. Gracias de verdad. Si existo, el que te hayas enamorado de mí (de mis textos, de mi voz, de lo que sea, de la parte brillante) me da fuerza, y yo necesito esa fuerza ahora mismo (puede que siempre). Escríbeme cuando te apetezca. Gracias por el café molido, lo adoro, igual que los fregaderos de cocina y la luz y todo lo demás. Espero que estés bien y te mando un abrazo bien fuerte. Está por caer la noche y el rosa de las flores y los pianos y los pianos.

elise

No hay comentarios: