25.8.16

Sigo pensando y hablando a un hipotético confidente (1)

El hilo de la conversación:

Si me quiero querer tengo que habitar en otro mundo. Un mundo mío. Prefiero quedarme sola el tiempo que haga falta. Pero me quiero querer.

No importa quedar al margen si es mi margen. Si está como me gusta. A estas alturas pienso en pequeño.

La poesía en algún lugar tiene que vivir. Vive en ti. Tú eres su vehículo. No son unos libros. Es no poder adaptarse, como ser niño siempre.

La poesía consiste en ser un mundo aparte, sufrir por ello y perder, siempre. Es soledad, es diferencia, es dolor.

Eres invisible.

Ver belleza es un privilegio. El precio es que no te conozcan. Todo el premio es un éxtasis que no encaja en el mundo que tenemos.

Soy una privilegiada, pero una más. No me considero especial, porque no lo soy. Formo parte de una especie de plan. Estoy bajo contrato.

En una novela y más si es magnífica no imaginas otra historia. En la vida sueñas con la verdadera vida. Que es siempre posible. De ahí la naturaleza trágica del asunto. Si fuera imposible nos contentaríamos con los sueños de otros, con el cine.

Los sueños de otros se convirtieron en los sueños de todos.

Antes todavía no era así. Y todavía sé que soy de esa forma: luz e inocencia. Que es mi única esperanza, ser así, lejos del mundo, pero en este mundo, claro, mientras se pueda.

Tierney pasaba hambre; los Godard y Truffaut amaron esa imagen. La cultura de la celebridad que vino después.

Si hubiéramos seguido leyendo y leyendo. En el cine te quedas sentado.

Me faltó decir que nunca seremos ni Tierney ni Monroe ni Bardot ni Karina (como mucho abril). Nadie hablará de nosotras cuando hayamos....

Por otro lado (no mucho) cuando el amor al dinero es mayor que el amor a Dios ocurre eso.

Dios importa Jacke en apariencia no se ve.


I loved to eat. For all of Hollywood's rewards, I was hungry for most of those 20 years. Gene Tierney (Laura, Mrs. Muir)



No hay comentarios: