22.2.16

Pensamientos + Carta a P. (tocada)

No soy una apasionada del arte, soy artista. No sé hacer nada. Soy apasionada. ¿Por qué no me dieron nunca un papel? Hubiera escrito menos. Lo hubiera hecho bien, sería libre, seguiría siendo poeta, no estaría tan gastada (estoy gastada: la inocencia y las suelas). Pero debía seguir donde la luciérnaga tiene, en un mundo iluminado como este, sueño.
Si los libros no y los hago es por una profundísima razón. No nos vemos. Hasta que nos vean. Yo pensé en tu pelo.

Me duele el hada, me duele cuando ladro y me duele secarme de ti. Está todo muy movido, como en las fotos. Lamento haber hablado contigo en mayo. Tú nunca hubieras hablado conmigo y esto no estaría pasando. Pero ya ha pasado y lo que está pasando es el recuerdo.


***

Ay, querida Polar, yo tampoco soporto a la gente. Es un problema, en el fondo, y no tan en el fondo, porque hay mucha gente.

Me cansa o aburre mucho la gente. De verdad que no consigo interesarme por sus triunfos (si me contaran sus derrotas, creo que me sentiría más cerca).

*

Para mí es importantísimo, en el amor, sentir admiración por la otra persona, y es algo que rara vez me ocurre. 

*

Hoy estoy bastante triste. Pero en Viena, la tristeza es bella, porque Viena es muy bella, muy bella y muy bonita.


**

Me ha sucedido algo que me ha producido un dolor como el que te provoca el desgarro de una arteria en el corazón. He sentido la desolación, la sangre, el espanto traspasando el límite impuesto por las venas, pero he podido sentirme por dentro, saberme viva. 



Bruce Davidson, Subway Series,1980 [vía P.]

21.2.16

El que es malo está malo (pensamientos)

La mente tiene que trabajar con el corazón. Todo son ayudas para el que está dispuesto a trabajar por alcanzar una meta noble.

Puedes volar (como mujer, como niño, como pantera, como árbol, como cometa). Puedes volar con la imaginación, o parte inmortal de la carne.

Si tuviera que resumir mi problema, diría que aprendí a desear la belleza ajena o a no valorar la mía. Crecí desvalorizada como mujer, porque me desearon niño. Tuve que aprender a ser buena y perfecta muy pronto.

Prefiero mil veces a un pajarito muerto que el alma rota de una mujer.

En el amor verdadero no hacen falta palabras. Por mí que los árboles sigan siendo árboles (no, no me gustan mucho los libros, aunque trate de escribir algunos).

Estoy perra y estoy él hada, estoy muy emperrada y desesperada pero no puedo estar que si no, sí, no, sí, no, sí, no, sé, ¿no?

Es mejor que desaparezca para que aparezca mejores.
Si estuvieras aquí estaría haciendo el amor contigo o, quién sabe, quizá muy callada para leerte un cuento o preparada la cena si entonces ya cocino, yo saliendo por la puerta y entrando en... donde quiero. (¿Lo sabes tú?) Pero no estás, mi perro. Y así no se puede vivir. Y por eso principalmente es que debo vivir.
Si lo sabes dímelo. Si te lo inventas hasta saberlo dímelo. Sólo me sirve a mí para parar (nunca).

A mí los libros... Pero los árboles a mí.

Todavía no me encontré el verdadero amor.

No exagero. No me van los libros al tallo.

Hoy pensé: no quiero ser profesional de nada, no sé cómo viviré pero me parece de mentirosos ser profesional de algo y/para ganar dinero, dar una determinada imagen (de "profesional"). En cambio sí que viviría para trabajar (en vez de lo que se suele decir de trabajar para vivir). Y muchas más cosas para quitarme el sueño. El de dentro de un rato, porque el otro...



Rain. Mar. 

19.2.16

'B' (pensamientos)

T a n . . . ( t o / d o ) .

Llamar = arder


Precisamente las cosas que no llevan remedio son las que más paz pueden proporcionar. En el fondo la muerte es un gran consuelo.

Se murió mi papá y lo extraño mucho y lo que es aun más cierto y verdadero: todos somos unos niños.

Tengo ojeras de pensar en ti.

Leer es para mí la manera de estar en algún sitio.

Estoy viviendo una pasión de Bora-Dora / en el mapa dice Bora-Bora.

No sé nadar. Y es lo único que sé.

Con-pongo versos (sin ya sabes quién).

La vida privada forma parte de la obra o de la contribución de la persona al universo.

si je pense à moi comme un personnage, je m'aime. Je me trouve "b'elle", une femme qui doit absolument vivre, heureuse.

L ' h e u r e u s e .

No siento que la poesía tenga futuro en mi persona. Es raro lo de la poesía y el talento. No lo identifico como algo mío. Sospecho siempre con la poesía que no soy yo la que escribe (pero es que es cierto) lo que me deja perpleja y perdida porque, ¿quién soy yo si no?

B, ella no.


A nice pic of Jo.. & Yo..

18.2.16

Uno

Francamente está todo mal y no voy a ser yo la que lo arregle, pero veo mi propio caminito. Está oscuro y demás pero voy (dice el caminito que es para tortuguitas). 

El camino está estrecho: habrá que ser valiente y caminar hasta (des)fallecer. No será por falta de ganas. No será por falta de nada. No será sin ausencia: será con muchísima ausencia, porque he oído que la ausencia no es tan mala en la dirección correcta. Y camino sólo hay uno. Gracias por la vida, y a la vida, por la fruta.

Si se me pudiera conceder un deseo no pediría amor, pediría simplemente caminar por mi camino (sabiendo sin duda que es ese). Por algún motivo y aunque todos los caminos conduzcan a Roma, siento en lo más profundo de mi corazón el deber que tengo de caminar por el camino señalado por Lucecita, la tortuguita fearless.

10.2.16

dudas

Noté la pared
y anoté
otra vez
lo mismo
Ah, no te he dicho
nada
toda
vía

noté dicha / no todavía

sé que te entretengo

te entretengo, ¿pero te tengo?
no, no tengo

qué tengo dentro, o entre, que no puedo tener

Note: ¡no te ríos/as!

5.2.16

Dantes de irme a dormir

Las princesas asustadas que comen arroz, que beben agua embotellada de coco, que llevan una vida triste. Es primero de abril y no es casualidad que abril sea el mes que ellas prefieren. En efecto son más felices de febrero a junio, y brevemente en agosto, en algún momento de octubre, pero qué tiene abril, si no tiene avellanas, si no tiene frío. Tiene fuerza. Hay princesas nacidas en el mes de septiembre que dirán al cumplir los breves años: en octubre todavía soy joven. Las princesas necesitan satisfacer la tristeza que llevan dentro, una fuerza de mes lluvioso.