8.10.14

pasiónamor





La verdad textil. La hermosura de esta vida a la que hay que dar cuerda. Y me pongo a reír. Corto los cabellos y deslizo el orden y lo alejo.



me muero pero de alegría. En unos pocos días nevará y la huésped de la/una vida soy ella.



La poesía, la llave, abre el cuarto que no duele; porque no duele está abierto. Todo desamparo para y pasa.




No hay comentarios: