18.10.14

Dejarle ver al otro que lo ves

La vida = la experiencia de vivir. Por eso envejecemos. La experiencia sólo puede tener lugar en el tiempo. Se ama para no morir. Se vive para amar. No hay unas vidas más importantes que otras. El valor de la experiencia es muy personal. Hay ciertas personas que se sienten como si nadie las viera, puede ser el caso del vagabundo que bebe y se pasea o que se para en la plaza observando desde lejos, es importante ver a estas personas y reconocer su presencia, pienso que el solo hecho de reconocer su presencia mediante una mirada, un saludo, una sonrisa o un abrazo puede marcar una gran diferencia. Al fin y al cabo ser vistos es tan importante como ser escuchados, una necesidad humana. No podemos estar aislados mucho tiempo. No podemos estar solos mucho tiempo. 

No hay comentarios: