16.9.14

está rota la otra (oro roto (yo oro porque / La dama de Shalott

Uno de los poemas más inagotables de Tennyson, con su entretela aguada. Lo que encierra, maravilloso o no, misterioso o no, nos toca el alma que también tenemos encerrada y rota, a la espera de salir de paseo, y juro que no me importaría sacarla un rato y que la muerte es lo de menos porque lo otro no es vida y la belleza es un enredo, un entretenimiento, un telar sin finalidades prácticas. Esto es lo que se me ocurre ahora sobre este poema escrito en 1842, y que la poesía es un naufragio. Bienvenida sea la ayuda que descose.


a Cristina rota que tanto me hizo llorar para nada


We cannot live yet (with or without J. W. Waterhouse)

1 comentario:

José A. García dijo...

La vida es demasiado corta para preferir las frivolidades por sobre el resto de las cosas

Suerte

J.