15.1.14

#nowreading



"I had the dream of a spider who tells me that I am to find the berries of my feminine soul 
and that when I have lost everything I will be free."

"Live your death, or die and live your life."

(del libro que leo en estos momentos)

Acabé un libro de cuentos de Rilke (de cuando era tan joven que ni siquiera se había convertido en Rainer, todavía era "René") y ahora estoy leyendo Leaving My Father's House, de Marion Woodman, que tenía empezado hacía ya tiempo sobre la mesilla de noche (junto a otros tantos volúmenes). Hoy al fin he vuelto a mi bendita rutina de las 6:25 y los 20-30 minutos de yoga. Curiosamente no he sentido sueño en todo el día, a diferencia de las dos últimas semanas en que me levantaba tarde pero que sin embargo sentía un sueño mortal (sensación de niebla).

Por otro lado y volviendo a lo mismo (qué raro esto) me estoy encontrado ciertas "señales" ahora que me están pasando los ahoras a una velocidad de vértigo. Me explico: después de una década de vagabundeos y rodeos me replanteo cosas, cosas transcendentes, y me doy cuenta de las farsas y de las verdades de mi mundo. Resulta por ejemplo que también Rilke dice en uno de sus cuentos (Réquiem):

De la infancia a la vida hay un ligero puente. Algunos lo atraviesan apenas, de manera que retienen y llevan al otro lado su traje de niños, ridículamente remendado y alargado. Unos pocos, al pasar, regalan todas sus cosas a los mendigos que se acurrucan junto al puente, y se adentran pobres y renovados en el país extranjero. Son aquellos ante los que se abren entonces las últimas puertas del sanctasanctórum de la vida eterna. (traducción de Miguel Sáenz) (por cierto que el libro se titula "Serpientes de plata", y la serpiente es también uno de los símbolos más comentados por Marion Woodman en el libro ya mencionado).





No hay comentarios: