6.1.14

Ambiciones y reflexiones (o también "vivir es muy divertido")

Tengo suerte de haber fracasado como actriz, no era lo mío (posiblemente no exista "lo mío": precisamente, bueno es saberlo). "Lo mío", en todo caso, no dejaría de ser un disfraz (a medida tal vez, pero un disfraz). Cuando quieres ser actor, lo que más quieres es seducir. Igual que cuando quieres ser modelo. Me guardo el por qué. Pero lo hay. El caso es que no soy muy buena seduciendo. Y me alegro. Sé que el tiempo se encargará de ir borrando la belleza física y, así, me librará también de la necesidad de seducir. No es mal asunto. La belleza puede hacerte querer cosas que en realidad no necesitas. La belleza es... la fealdad. *

Cambiando de tema...

Je suis prête pour l'inévitable. Mais rien d'autre.


* la belleza quiere ser salvada. salvemos mejor otra cosa.



4 comentarios:

José A. García dijo...

Algunas personas se pasan la vida intentando saber qué es lo suyo sin nunca darse cuenta de lo que tienen frente a sus ojos...

Saludos

J.

Elise Plain dijo...

Hola, gracias por tu comentario. Tu comentario ha sido la primera cosa que he leído esta mañana. Sin duda es como dices. A veces es que, simplemente, no se pueden poner en palabras estas cosas (es demasiado íntimo, demasiado lejano, qué sé yo). ¿Y por qué algunas personas habrían de querer lo que no tienen? Cuando se trata de querer cosas, todos estamos equivocados. Supongo que es como dices. ¡Un saludo!

tournesols dijo...

quiero salvar el miedo.

Elise Plain dijo...

a mí me gustaría salvar la buena suerte para que nada malo le pasase nunca a nadie.

salvar la sensibilidad. salvar el silencio, el juego.

salvemos la generosidad sin límites. el hacer lo que nos dé la gana. el atrevimiento. mejor, ¿no?

quiero salvar el hielo, laura. hay que salvar la transgresión (la de fechas sobre todo). desde luego, hay que salvar el frío. el río. el que me río.

Desde luego, no hay que salvar el estrés.

ps: feliz miedo si es por hacer lo que quiero en el presente.