28.11.13

rosa* en la noche el rocío que trae consigo el corazón herido de la niebla

Algo de lo que dije en el Círculo de Bellas Artes el Día Otro.




hace 28 años de la tragedia de Armero, en Colombia, cuando el volcán Nevado del Ruiz soltó cenizas, lava, piedras y nieve sepultando la ciudad de Armero y matando a 28.000 personas, entre ellas a una niña llamada Omaira que resulta ser el primer recuerdo de mi vida.  

Omaira decía cosas como: «Toco con los pies en el fondo la cabeza de mi tía» o «yo quiero que ayuden a mi mamá, porque ella se va a quedar solita».

me acuerdo de todo y todo va conmigo, también mis amigas imposibles. en el fondo escribo desde la infancia y para las mujeres, pero los hombres en mi mundo son las mujeres también. así que voy a leer unos versos. iré saltando de algunos más viejos a otros más nuevos y terminaré con algunos pensamientos tomados de lo que me gustaría que fuera mi próximo libro, ya os daréis cuenta cuando llegue allí, pues prometo bailar un poco. el libro quiere titularse Olvida y baila.

pero primero voy a leer sobre la nieve y puede que se cuele alguna luciérnaga. después lo prometido sobre Omaira y otras sabias como ella, y por último, si da tiempo, los pensamientos. 

en Cantabria rosa = rocía.