24.12.13

Me dio día

Dios es tu máquina de escribir.
(Un sacerdote anciano a Anne Sexton)

the worst thing it could happen to me would be reincarnating into a pig and be slaughtered in a slaughter house. 

el vestirme me hace humana. mi ropa me apega a la vida. mi ropa, mis platos, mis tazas… el mundo material es una caricia por las mañanas. el mar respira por sus costados cuatros, como la pizarra donde hay dibujada una...

soy tormentosamente tímida.

Emily Dickinson, a falta de la religión (ya-no soy una niña parca). Comparto su pasión y gratitud a-la poesía, lo único real del mundo.

Se está de paso. Y de paso se está. 


Me gustaría que el otoño se encargara de nuestras perezas y desdichas como se encarga de las de los árboles para que así las raíces ya desnudas pudieran encontrar el cielo.

Es como sí los árboles en esta época tuvieran las raíces a la vista, mientras van llenándose de hojas por abajo y por dentro.

Los poemas se llenan de ventanas cuando llega el invierno y todo se transparenta (otra vez). La ventajosa primavera pierde al llenarse de niños, de ranas... lo vacío y austero del invierno recuerda a otra ventana, cualquier ventana (abierta).

El cielo no es más que el sentimiento de lo inefable.

El gusto se compone sobre todo de tacto. El tacto es de todos los sentidos el más decisivo. Tacto al andar. Tacto al respirar. O lo que viene a ser igual, mediodía. 



esa película de Godard por todas conocida

No hay comentarios: