7.10.13

Después de ver a la ángel(ica) "Liddell"

La poesía, la felicidad, la paz son cosas de este mundo. No me imagino a seres superiores -o inferiores- dándole la menor importancia a esa cosa de la "felicidad". ¡La "felicidad" les trae sin cuidado! Este es el planeta de la felicidad, el único mundo apto para ello. Somos felices porque somos salvajes. Porque no somos perfectos. Porque nos enamoramos. La nieve es algo de este mundo. El planeta del amor y de la poesía. El planeta de la libertad. El planeta del cáncer. Quien diga que no se muere de amor está mintiendo de melancolía. 

¿Cómo no ser feliz?

la ángel(ica) "Liddell" en un hotel de París (autorretrato visto aquí)



No hay comentarios: