17.9.13

Suelta

Como la bailarina que seguía bailando en Nueva York cuando Pina Bausch salió con el resto de la compañía a saludar al público entre el que me encontraba "yo". Todo tiene un por qué

por suerte

Nacemos

para volver a morir. Pero no olvidamos. O sí. Por eso inventamos (cursiva).

La belleza tiene que tener sentido. Eso explicaría mucho: sí, no, todo

No hay comentarios: