12.9.13

Hacer lo que me gusta

va a ser que el viento no es del todo libre. ¿qué hay en cambio de las piedras? ellas no necesitan moverse de sitio 

pero lo hacen, a su manera llena de dignidad, y en eso me recuerdan un poco a los sublimes elefantes. se las lleva el agua, o se clavan en las suelas de los zapatos de la gente. las piedras tienen contacto con los peces. llegan a viajar por el universo (gratis). se desgastan y cambian con lentitud. el viento envidia su buena salud, porque anda siempre enfermo. anoche soñé con un elefante que sostenía cariñosamente un puente que era como una montaña rusa sobre un río (el Segura) que era estrecho y zigzagueante pero profundo (si el puente se hundía el río me tragaría y no podrían recobrar mi cuerpo). otro día (noche) soñé que estaba con unos parientes y que debía ausentarme con urgencia, al descubrir yo la situación excepcional que suponía mi vida y cuya natural consecuencia era la obligación de consagrarme por completo a hacer lo que me gusta. 

No hay comentarios: