16.6.13

Facts

Dormí una pequeña siesta
y revisé los poemas de anoche
Se me quemó la comida
Estuve acariciando mi clítoris
y hablando sola:
Tu mirada y mi sonrisa

2 comentarios:

Darío dijo...

Ay, por dios, qué maravilla (hablo de maravilla) es leer algo simple y que no presume. Un abrazo.

Elise Plain dijo...

Un abrazo de vuelta. Muchas gracias.