6.5.13

Una misma estrella azul

Sin esperanza tampoco habría melancolía (el mar y el bosque, el bosque y el mar). Las infancias de los niños se parecen entre ellas. La de mis primas y mía estuvo marcada por una casa y un Otis (Redding). La infelicidad se acaba pareciendo bastante a la felicidad. Todo se acaba pareciendo a la felicidad. ¿Terminará la felicidad por amainar, como la lluvia? 





1 comentario:

Dara Scully dijo...

En algunos lugares siempre llueve.

(cariño,
belle)