24.5.13

14


La época más feliz de mi vida fue la época en la que yo me esperaba.

Qué lejos está lejos. 

Abandonemos lo difícil por lo fácil. 

La única forma de vida que se me ocurre es a través del compromiso. Cómo vives, qué amas y por qué.

Primero eres lo que haces y después haces lo que eres.

El libro se rompió. Quedó el fragmento.

It is my dream to dream dreams.

El olvido es otro recuerdo. 

Cuando el ejército es de luciérnagas, la guerra es luz. 

No hay límites para la palabra clara. 

Soy el mirar intacto que ama y te ama. 

Ganar o perder, es irrelevante. Me importa descubrirme. 

19.5.13

17.5.13

Por Javier Marías (cita)

Fragmento de su libro de ensayos "Literatura y fantasma" que resulta muy iluminador e interesante:

Todavía no me preocupa mi "carrera", ni si hace poco o mucho que saqué una novela, si seré olvidado enseguida en el caso de no "emitir" lo bastante y con la adecuada frecuencia en este mundo ya más de emisiones que de productos o creaciones. Es de suponer que seguiré escribiendo, pero sólo cuando sienta verdaderas ganas -la palabra "necesidad" me resulta pomposa y solemne- y no tenga "otras cosas en que ocuparme". Lo que sí sé, sin embargo, es que si pasara demasiado tiempo sin hacerlo acabaría por echarlo en falta, y sólo por esta razón: sé que al escribir o al contar historias e inventar personajes he sabido o he reconocido o he pensado cosas que sólo en la escritura pueden saberse o reconocerse o pensarse. (...) Es una forma de saber que se sabe lo que no se sabía que se sabía. Acaso porque no podía expresarse.

Y continúa varias páginas más adelante:

La literatura es también una forma de pensamiento. (...) Hay una enorme zona de sombra en la que sólo la literatura y las artes en general penetran; seguramente, como dijo mi maestro Juan Benet, no para iluminarla y esclarecerla, sino para percibir su inmensidad y su complejidad al encender una pobre cerilla que al menos nos permite ver que está ahí, esa zona, y no olvidarla.

Resurrección en mar alta

envuelves tu corazón con el ruido de la ciudad

14.5.13

Velos



mis abuelos - wedding day


Tengo un altar de nieve en mis rodillas.

My sensitivity is my fortress.

Otis sigue soñando.

Estoy cosiendo una lanza a la oscuridad.

I am increasingly enamored of hunger. I love infinitely.

comment savoir si je suis heureuse

Qué loca estoy y qué tierna, qué feliz. Poco a poco voy perdiendo el azul.

¿Terminará la infancia por ?

el hambre anochece las cuerdas

Cuando todo sea regalo, será mi mundo.

Hope is the feed of every art, and flesh.

El abrigo del pájaro no es su plumaje. El abrigo del pájaro es el vuelo.

10.5.13

Que vuelva la alegría

Hace unos días conocí a mi prima-sobrina medio austriaca. Al no tener hermanos, ella es lo más cercano a un sobrinito que tengo. Se llama Delia Vivica ("viva") y, a diferencia de la gran mayoría de niñas españolas de tres años, alucina con Vivaldi (de quien por cierto acabo de saber que, aunque italiano, murió en Viena). ¡Es lo más adorable y mono del mundo! He pasado un día de lo más cansado y feliz. Después he regresado a casa. Y como suele hacerse, he vuelto a sentir ciertas preocupaciones habituales. Compruebo con tristeza que no transcurren dos minutos sin que pasemos de la alegría o de nuestras actividades al tema del dinero. Siempre, de hecho, se discute sobre los asuntos monetarios, en cualquier momento, boda, entierro, da lo mismo. Ya ni siquiera hace falta volver a casa. No hay escapatoria. Las conversaciones giran en torno a lo mucho que hay que trabajar para mantener la casa, pagar los recibos y comer.

He observado que la mayoría de la gente, además, lo asume como lo más natural del mundo. Pero no lo es. Lo lógico sería pasar un 90% del tiempo viviendo (por ejemplo) y un 10% del tiempo haciendo cálculos sobre como pagar facturas y demás y no al revés. Pero es que además constato que cada vez hace falta más dinero para vivir. Hasta para llevar una vida humilde hace falta bastante dinero, estoy segura de que más del que nunca fue necesario. Sólo los muy ricos pueden respirar tranquilos. Este sistema nuestro ha llegado a un punto que ya no deja vivir a la gente. No da más de sí (ni el sistema ni la gente, aunque la mayoría se empeñe en no verlo). Se tendrá que imponer otra cosa. Pero no creo que nosotros lo veamos. Tal vez Delia Vivica, si ella y sus coetáneos dan los pasos oportunos.

No sé, pero cada vez me apetece más mudarme a un sitio (¿pero dónde?) en el que pueda vivir con menos. Cada vez me interesan menos las cosas en general. Cada vez me gustan más los niños, el té y las rosas, y menos el contaminado aire de mi ciudad.



CLAUDE CHUZEL (VER)


MUSIC: CLICK HERE

9.5.13

Unas líneas

Actuar es el arte de estar presente. Lo único que necesitas para actuar es a ti mismo. Actuar es un juego. Si estás presente, los impulsos que necesitas aflorarán con naturalidad. El actor toma esos impulsos y los da (a la ciencia). Juega con ellos a las canicas (la eternidad no es más que un juego de niños). Actuar es practicar la ciencia del instante. 

Todos estos años que me he estado entrenando para ser actriz no han sido en vano porque los he disfrutado enormemente. En particular las clases de cuerpo (o movimiento) y de voz. Si alguien del todo ajeno al teatro hubiera asomado la cabeza durante una de esas clases hubiera creído que los allí presentes estábamos todos locos, no hubiera dado crédito ni hubiera entendido gran cosa de lo que allí se producía. El ambiente era siempre el de una borrasca o tormenta o un pingüino con hambre.

Prepararme para ser actriz me reencontró con mi sensibilidad perdida y me dio o devolvió una manera de ver el mundo desde la compasión (sympathia, en griego). El asombro, la gratitud, el coraje, el estoicismo, son rasgos del oficio del actor. Estoy segura de que el oficio del actor es uno de los más bellos pero también de los más difíciles. 

Actuar es vivir para actuar. Yo no he llegado a tanto porque actuar no es, pese a todo, mi pasión número uno, pero no cambiaría por nada mis años de formación como actriz, la diversión algo kamikace y definitivamente aterradora, el respeto al cuerpo (el tesoro), la búsqueda y los regalos de la locura. 

Ahora estoy retomando lecturas abandonadas (ver fotos) porque me apetece volver a practicar. Las esperanzas de poder conseguir trabajo con esto son sin embargo mínimas, si no inexistentes. Pero no le doy mayor importancia (¿qué se le va a hacer?). Lo que tiene que no ser, en algún lugar será*.

*Pessoa






PS: Algunos de los mejores libros que he leído sobre el tema y que recomiendo con fervor a los interesados:

-Grotowski, Jerzy: Towards a poor theatre
-Brook, Peter: The empty space
-AAVV: Training of the American actor
-Hagen, Uta: A challenge for the actor
-Chekhov, Michael: To the actor
-Adler, Stella: Stella Adler on Ibsen, Strindberg, and Chekhov
-Rodenburg, Patsy: The right to speak
-Mamet, David: A practical handbook for the actor (terriblemente práctico y conciso, puede que mi favorito)
-Brecht, Bertolt: Escritos sobre teatro
-Novarina, Valère: Pour Louis de Funès

PS: Lo mejor que le puede pasar a un actor es estar lleno de vida. El riesgo es su amigo inseparable.

6.5.13

Una misma estrella azul

Sin esperanza tampoco habría melancolía (el mar y el bosque, el bosque y el mar). Las infancias de los niños se parecen entre ellas. La de mis primas y mía estuvo marcada por una casa y un Otis (Redding). La infelicidad se acaba pareciendo bastante a la felicidad. Todo se acaba pareciendo a la felicidad. ¿Terminará la felicidad por amainar, como la lluvia? 





3.5.13

12


Las sirenas tienen la edad del sol.

El día termina en tu noche.

Qué felicidad tener esta montaña en el alma.

La poesía no puede probarse ni demostrarse. Es por lo mismo de las pocas cosas de verdad.

La belleza es el contrapunto del mundo escrito. La escritura es historia, la poesía no es ni historia ni naturaleza, es belleza.

Madrid es misteriosa por una sola causa: que no me suelta.

Mi fidelidad inalterable a la poesía me salva y a la vez no me deja tocar fondo y me condena.

Me dan envidia los niños, que no saben nada, o lo saben todo.

Tengo puestas mis esperanzas en la aventura del vivir.

La poesía es la ciencia que más inventos atesora.

La poésie est la science des inventions les plus précieux.

La poesía es el motor de la acción.

Los árboles viajan más que nadie.

Yo siempre he sido como los árboles caducos en invierno.

Yes, I'm a girl. Lucky me!

Aimer, c'est juste ça (ce qui me plaît).

Qué día llevo de frío y pasión.

Te llevo en el corazón frío.




2.5.13

Entrar en el mediodía


Pascale Montandon


Cada porción de la materia puede ser concebida como un jardín lleno de plantas y como un estanque lleno de peces. Pero cada rama de la planta, cada miembro del animal, cada gota de sus humores es, a su vez, un jardín o un estanque semejante. Y aunque la tierra y el aire interpuestos entre las plantas del jardín o el agua interpuesta entre los peces del estanque no sean ni planta ni pez, contienen, sin embargo, peces y plantas, aunque frecuentemente sean de una sutilidad imperceptible para nosotros.

de LA MONADOLOGÍA de Gottfried Leibniz