30.4.13

Manifiesto 'now'

La poesía es el motor de mi vida. Creo en la poesía. No sé qué haría sin la poesía. La poesía no es sólo leer y escribir, sobre todo es "esa energía secreta de la vida cotidiana, que cuece los garbanzos en la cocina, y contagia el amor...".  

¿La función social de la poesía? Nunca había pensado especialmente en ello, o no como hoy, que me han llegado noticias de un físico teórico amigo que considera que la poesía ya no tiene función social y que, en consecuencia, ha perdido su valor.

Hombre, para empezar, como utopía que es, la poesía cumple una importantísima labor social. Es una utopía hecha (cosa rara en la utopía, pero la poesía es así), haciéndose y por hacerse, una utopía de  vida, amor, libertad y felicidad, lucidez, alegría y salud. Toda poesía. Lo siento de veras. Por ello quiero a todos los poetas (a los buenos, malos, regulares y a Rilke y a Hölderlin, y también a los que no son poetas porque a buen seguro esconden algo de poesía). Esto es como lo más general que puede decirse. La poesía, además, ofrece una perspectiva que, de no ser por ella, el mundo quedaría huérfano. Que sea minoritaria o desconocida por la mayoría o no aceptada (a veces está hasta mal vista, como la hermanita pobre y mal peinada) da cuenta sólo del hecho de que la poesía, no es infrecuente, se adelanta a los tiempos y por eso tarda en ser asimilada (en la lengua, o en las relaciones entre unos y otros: en el modo en que nos tratamos unos a otros). 

En efecto podríamos hablar horas sobre este tema. Sin embargo, se trata de un asunto que me toca demasiado y, me disculpo por esto, no soy capaz de pensar realmente acerca de un asunto (fea palabra) que simplemente me rodea como el agua cuando me sumerjo en el mar del verano (en el mar en verano) y esto último no ha cambiado un ápice desde aquel día que aprendí a nadar (y yo, como si no fuera bastante con esto que cuento, me compongo casi enteramente de agua, por otra parte como cualquier mortal). 

Pero imagino que la poesía es también, para quien la percibe o aun la experimenta, o para el que se dedica a ella, o (elijan), la poesía es también como la física para el físico, un derecho o, me atrevo a afirmar, una enfermedad de la que merece la pena morir. Podría añadir a modo de adorno (un poco cursi) que la función social de la poesía no difiere demasiado de la función social de la primavera. Y que para muchos es una tabla de salvación. Porque no hay nada más barato y más puro.  

Soy devota.

En suma opino que el mundo es imposible sin la poesía. Imposible. Sostengo que es una necesidad de la especie humana como tal y mía en particular y que va más allá de que te guste o no. Quisiera añadir que el hecho poético despoja al mundo de todo, absolutamente de todo y que entonces es cuando podemos por fin entender (pero esta palabra no sirve) algo (pero esta palabra tampoco sirve) nuevo (pero me temo que esa palabra...).

***

¿Podría darse la desaparición de la poesía? Por cierto que podría.

Mar en el bosque







[ envier ] 


29.4.13

La eterna búsqueda de

Hoy en día es más fácil dedicarte a hacer lo que te gusta (escribir, pintar, tocar el bajo...) que conseguir un trabajo de los llamados alimenticios, al menos en España, donde el trabajo remunerado y no digamos bien remunerado (o remunerado con justicia) escasea tanto.  

El metal que ya no lo es proporciona alimento, cobijo, cultura, libertad e identidad social, y esto es caro, cada vez más. Que no baste con ser indefinible (con el misterio del ser, con ser un misterio, con no ser lo que no somos) es el principal problema que el hombre acumula en su montaña histórica.

Anoche, viendo la serie 'Girls', de Lena Dunham, se me ocurrió que casi todas las series (americanas) versan sobre lo mismo: personajes que se sienten solos y la dificultad que tienen para tener éxito haciendo lo que les gusta. Todas tratan del éxito mundano entendido como el sueño americano lo entiende: llegar a la cima desde tu esencia. Ninguna contempla la posibilidad de poder estar ya en la cima o de que no haya cima. De que el mérito mayor sea no reclamar ningún mérito. Pero es que una serie así no tendría nada que contar. Sería el final de la historia, anulada toda competitividad posible y sustentadora de lo que llamamos la realidad del mundo circundante.

Tener que trabajar en algo que no te gusta es desgraciado. Pero hay algo peor: la desventura de esperar beneficios de un trabajo amado. Es como querer para que te quieran. No va a hacerte feliz y tampoco te van a querer por eso.



Se traspapela mi corazón al compás de la lluvia.




26.4.13

El más amplio círculo


Heidegger, a punto de zamparse unas uvas. (c) Desconocido.


Extraído de 'Caminos de Bosque", de Martin Heidegger (Alianza):

"Pero no encontramos en ningún lugar semejante experiencia del ser mismo (...) La historia del ser comienza con el olvido del ser (...) La gravedad de las fuerzas puras, el centro inaudito, la pura percepción, la plena naturaleza, la vida, el riesgo, son lo mismo. (...) Entonces, el pensar tendrá que hablar poéticamente desde el enigma del ser. El pensar trae la aurora de lo pensado a la proximidad de lo que queda por pensar."

Como la luna, seguramente la vida también tiene una cara siempre oculta que no es su contrario, sino lo que le falta para la perfección, la completitud, para la verdadera, salva y completa esfera del ser. 
R. M. Rilke 

25.4.13

En el Jardín Botánico





Caracol que van dos
ni dos, ni una, ni nada
...

-canción de la abuela de Estrella Morente-








donde hay emoción hay agua





manzano



On love & sorrow

So to understand sorrow, surely you must love it, must you not? That is, you must be in direct communion with it. If you would understand something - your neighbor, your wife, or any relationship - if you would understand something completely, you must be near it. You must come to it without any objection, prejudice, condemnation, or repulsion; you must look at it, must you not? If I would understand you, I must have no prejudices about you. I must be capable of looking at you, not through barriers, screens of my prejudices and conditionings. I must be in communion with you, which means I must love you.

Jiddu Krishnamurti - February 3, 1952

21.4.13

Las palabras lo son


My beloved mother (I believe that my father took the picture).



Mi cama. Tan poco para tanto.

Mi cama es el barco que nunca tuve.

Mi infancia me la robaron con un beso.

Nada volverá a ser del color de nuestros antepasados.

No es difícil que terminemos en la tumba. No es difícil que terminemos como empezamos. No es difícil que la cama se vuelva lámpara y que nada encienda ya.

Pero es un éxito estar vivo, pero no es un fracaso ser un muerto que ha vivido.

La vida está encantada de tierra, los muertos de vida, la tierra de sombra. 

Los árboles viven dos vidas, la suya y la del viento.

Mi alma está encantada. Le pido a dios que siga encantada.

La sombra, la hija del árbol.

Nada me complace más que estar tranquila, flaquita y desnuda como la hiedra. / Rien ne me plaît plus que d'être mince et nue comme la terre.

La poesía no es triste, las palabras sí. / La tristeza, que no es propia de la poesía, lo es en cambio de las palabras.

Cuando la poesía empuña un arma, del arma sale una flor.

La poesía es como una flor que perfuma a un sordo, el silencio hace florecer al sordo. 

La gente tiene que dejarse de tonterías y estar alegre, borracha de sobriedad.

La alegría en verdad es una borrachera muy sobria. 

Es una desgracia beber para estar felices.

La primavera está en los números, en todos.

La música de las palabras y la bondad íntima y fresca de la poesía son lo único que cuenta.

A estas alturas, lo afortunado es caer.

19.4.13

Poe SÍÍÍ ahhhh

It was evening all afternoon. 
It was snowing 
And it was going to snow. 
The blackbird sat 
In the cedar-limbs.
Wallace Stevens

15.4.13

Lundi

Creo que mi religión 
es la misma religión 
de Emily Dickinson:



Yo era la más menuda de la Casa.
Me quedé con el más pequeño de los Cuartos.
Por la noche, mi Lamparilla, un Libro,
y un Geranio.

Acomodada así, podía recoger la Abundancia
que no cesaba de caer.
... ... ...


(...) y así, en vez de llegar finalmente al Cielo,
voy de camino todo el rato.


El Destino es la Casa sin Puerta


En el nombre de la Abeja,

y de la Mariposa,
y de la Brisa, ¡Amén!


12.4.13

Todo es alegría



(inventé un ciprés para mi sonrisa).

Tengo un verano en primavera y una primavera nevada. El otoño son los besos que quiero darte. Todo el año tengo la temperatura 
a flor de invierno. 

Más divagaciones extraordinarias


La vida son los te quiero que no dices. Los te quiero que te guardas y no germinan. Porque la vida no florece aquí sino que lo hace en otro lugar.

Las palabras están vacias como la noche y como los gritos de los niños. Se parecen a la pintura si están escritas, a la música si están pronunciadas, y son como el agua si salen de la boca de la amada (y por tanto prueban la existencia de vida remota).

No son los años, son los duelos, pero los duelos no tienen por qué ser tristes, al contrario. El negro es ausencia, sí, ¿pero por qué habría de ser triste? 

Ausencia es igual a posibilidad y es igual a simultaneidad. El orgasmo también es ausencia.

Es maravilloso el no-fútbol, la no-política, la sí-celda-de-flores, el campo desierto del techo, la danza exclusiva de las abejas.

Los animales y los poetas hacen de este un mundo hermoso. Hermoso y salpicado de misterio.

Soledad y México son la misma cosa. Soledad es no haberte encontrado.

Nous sommes tous des petits dieux (des petits dieux).

Habremos inventado palabras, filosofías, países, deportes, oficios, oficinas, honores, causas, pero no la miel.

Es desamor no haber inventado nuestra propia vida.

Creo que nadie sabe lo infeliz que soy. Bueno, ahora sí lo sabe alguien.

La felicidad es una inmensa fruta extraordinaria.

Somos dioses casuales. La melancolía entonces no es casual. Es residente.

Fui inventada.

No hay mayor felicidad que la música. La música no es aquí pero sí ahora. 

Quiero ser sencilla.

Siempre estoy entre bambalinas, fundiéndome.



crédito de la foto: desconocido

10.4.13

Abril de mayo a marzo

La Danse, Opéra Garnier, Paris



El teatro y la danza han sido mis pasiones más públicas; en privado ejerzo la poesía, que es otro arte, pero incompartible.

Ha llegado el momento de que escriba dios en minúscula, al igual que casa, arroz, huerto, mediodía, borracho o tiento.

Yo sé de la inocencia, pero no soy inocente.

Quiero ir al cielo antes y después de muerta.

Vida no hay más que una y no llega a los treinta años.

Les fleurs sont bouche bée: le printemps est arrivé. 

This little morning is everything.

No es este abril, son muchos.


Me quiero morir de muchas cosas.


Me moriré en abril y será una muerte esperada y será una muerte feliz. Tan feliz que parecerá imposible.

Libre de ti misma, es decir, libre.

I get very flower, very flower, very flower.

La juventud es un estado de permanente abril. Derrumbarse en secreto, suavemente o de golpe.

Como la vida es horrorosamente larga hay que ser listo y ocupar el tiempo lo mejor posible. Así, no es improbable que la vida se acorte.


Lo que más amo de los vivos es la voz.

Lo que menos me gusta del mundo son los coches y la gente ruidosa.

Leer a Heidegger (y en general filosofía) me hace sentir de nuevo como un bebé y eso me entusiasma.

Somos seres poéticos. No hay que temerle a la muerte: es poesía.

La voz es la luz solitaria del cuerpo que habita.

Para mí el bosque tiene que ver con el mar y el mar con el bosque. 

Me voy a morir de muerte musical (muerte natural). 

En el principio fue la poesía: en el final también.

Muerte es igual a vida pero vida es igual a vida (en minúscula).

S'il y a un dieu, une idole, une référence, c'est Noureev.

Nuestros pasos determinan la música que llegaremos a oír.



3.4.13

Wheel of Life

In the Buddhist Wheel of Life, the center has a circle in which there are three animals, a pig, a cock, and a snake, holding each other by the tail. The pig stands for the delusion or ignorance that says, "I am the real thing, the center of the universe, and the most important being in it, and the rest and all others are separate from me!" This deep conviction of the egoistic being places that being in the unwinnable situation of confrontation with the universe, which any single being has to lose, sooner or later. Based on this perspective, the being wants to consume lots of the universe, to turn it into him -or herself, and this is called greed, represented by the cock. If possible, the being would devour the whole thing and then would no longer need to fear it. But the universe is infinite, so that never succeeds. Also, based on the same perspective, the being fears others want to devour him or her and so becomes paranoid and seeks to repel them all, and this is called anger and hatred, symbolized by the snake.

These are the three poisons or toxins that make the unenlightened world go around, the samsara of endless suffering. In Indo-Tibetan medicine they correspond to phlegm, wind, and bile in the physical realm (the kappa, vata, and pitta body types), or more generally, cohesion, movement, and heat. Health for an unenlightened person is the balance of these poisons and energies -that is the best that can be achieved. But real health, durable and joyous, comes from detoxification, removal of the poison by wisdom, insight into the true nature of reality, the experience of the self being one with the universe, filled with energy and bliss, not needing to be greedy, not fearing or hating anyone, but being joyfully compassionate to all, seen as ultimately the same as oneself and beautiful in their relative difference -just as one sees one´s beloved child or lover or good friend. This is the true health of enlightenment.

Professor Robert Thurman