10.11.12

La tumba del Actor Desconocido



Jean Seberg




Nunca serás actor si no tienes como guía la destrucción. La tuya propia en primer lugar. 




El actor practica la infancia de todo. Es el único artista que no sabe hacer nada. Sabe únicamente revelar las cosas en su propia fuente. 




¡Que nunca te abandone la infancia de la palabra!




Al salir a escena, el actor penetra en la noche: debe ver a través de toda su piel.




Toda fuerza nos llega del vacío.




La palabra nos ha sido dada para bajar a otra lengua. Porque las tumbas de los actores son muy poco profundas. Serán siempre los primeros en resurgir con sus cuerpos ligeros. Han sido artistas tan volátiles, que si existiese la tumba del Actor Desconocido lo mejor sería no poner nada en ella.



de Carta a los actores, de Valère Novarina