5.9.12

Mi primera casa


me tengo que ir a San Francisco, pero me llevo tu sur, ¿sí?

Es mi hora de irme, casa.

y ya siempre sonarán unas notas de música.

Quién sabe.

y esta mirada azul por esta ventana del sur que no se pierda
y este hilo de melancolía que siga flotando por los espacios que fueron míos

en las tardes en que hacía el amor

o contaba

y así mi espíritu, sea del color que sea,

no tenga que decirte adiós




viernes 21 de julio de dosmil6

No hay comentarios: