16.7.12

Concert


Para VICTORIA ELIZECHE


Santiago de noche. Estrellas. Llevo puesto mi vestido favorito. Paso frente a la catedral. Dan las tres. Quiero correr. Gritar. Imagino que Robert me observa. Está en esa plaza. Su hotel era un hospital. Es muy viejo. Mi hotel es nuevo. Regreso a mi habitación. Soy vecina de Robert. Ya es 16 de julio. Voy a ver a The Cure.


Plainsong. No nos damos cuenta. Robert está mirándonos. Está ahí. No nos dimos cuenta. Ahora sí. Está con su ropa negra. Su pelo. La boca roja. Camina lentamente. Mira a lo largo de las primeras filas. A mí no me mira. Yo no puedo dejar de mirarlo. Está cantando mi canción favorita. ¿Cómo es posible? Esto sólo me puede pasar a mí.  No me puedo hacer cargo. No estoy. Es la música que tanto he escuchado. Es real. La canción está terminando. Me esfuerzo por retener el sonido. Y  Robert dice: It´s just the way I smile, you said...

Fascination Street. Me molestan las otras personas. 29.999. Yo les molesto a ellos. Quito el sitio a alguien. Me empujan. Empujo. Piso. Me pisan. 

Before three. Yeah the happiest night I had... No puedo moverme. Tengo 21 años. Me han pasado muchas cosas. Amo a The Cure. Amo tantas cosas. 

A night like this. No puedo creerlo. Robert está justo frente a mí. Transmite bondad. Es un ser puro. Está feliz. 

The end of the world. Sigo sin creérmelo. Estoy del todo hipnotizada. I couldn´t love you more... Me doy cuenta de que todos los que están a mi alrededor saltan y gritan. Yo sólo callo.

Lovesong. ¡Lovesong! Recuerdo a alguien. Él ya no me quiere. Pero mi tristeza es dulce. Trilce.  Ahora amo a otro. ¡A Robert! Fly me to the moon... 

Inbetween days. Trato de tararear la letra. Robert sonríe. Es mágico. Sonrío. Quisiera llorar.

Just like heaven. Sólo como en el cielo.

From the edge of the deep green sea. El mar. La mar. Los ojos de Robert brillan como ningunos otros ojos que yo haya visto. Pienso que debe ser una impresión muy fuerte mirar dentro de esos ojos. Lo estoy haciendo. Deseo. Deseo. Deseo. 

Pictures of you. Otra de mis canciones favoritas. Estoy mejor. Puedo disfrutar el momento. No pienso. Todo es música. Robert extiende los brazos. You were bigger and brighter and wider than snow. Me abraza.

Lullaby. Me suelto la melena. ¡Me pongo más rojo en la boca! ¡Es mi noche! Miro a Roger. ¡Me mira! Todo mi cuerpo se retuerce en un escalofrío: The spiderman is always hungry. Robert. Su mirada enigmática vuelve sobre nosotros. Sobre mí. Infinito. Espacio. Planetas. Es exactamente como esperaba. Grito histéricamente. Aplaudo con los brazos rectos y las manos estiradas. Como un payaso. Fue un instante. ¿Cuánto dura un instante? Soy un payaso.  

Alt. End. Robert cambia de guitarra. Me fijo en Simon. Lleva puesta una gorra. Es un bajista. Está a lo suyo. Salta. Perry no salta. Es el más guapo. Es dulce. Las tres guitarras son una.

Push. Sigo buscando a Perry. Me encuentro con sus ojos. Está solo. Roger también está solo. Me da pena. Son un gran grupo. Son los mejores. El público grita ¡Robert! O ¡Simon! Pero sobre todo ¡Robert! Vuelvo a encontrarme con los ojos de Perry. 

One hundred years. Están tocando las mejores canciones. One hundred years. Tengo que luchar mucho. Todos luchamos mucho. Queremos acercarnos más. Ver más. Oír más. El escenario se llena de color. Rojo. Azul. Viento. La noche crece. Pienso que si el fin del mundo llegase ahora no me importaría para nada.

Us or then. No consigo ver a Jason. Me lo tapan los platillos. 

Disintegration. Sí, Disintegration. Es una versión algo más lenta. How the end always is, grita Robert una y otra vez y otra. El concierto termina. Grito más fuerte que nadie. 

Close to me. The Lovecats. Friday I´m in love. Boys don´t cry. The Cure nos hace ese regalo. ¡El concierto no se ha acabado! Ahora sí que salto. ¡Al fin soy capaz de moverme! Robert saca fotografías. Su sonrisa está llena de ternura. Su barbilla partida está llena de ternura. Mary lo está esperando. Viernes 16 de julio de 2004. Ya sábado.

M. Play for today. A forest. ¡Vuelven a salir y tocan tres canciones del Seventeen Seconds! No se puede poner en palabras la magia, ¿verdad? Todos los duendes de Galicia están en el Monte Do Gozo. Gozamos. Jason. Roger. Perry. Simon. Robert. Todos nosotros. Yo. Salto. Grito muy alto. Digo ¡no, no, no, no...! No quiero irme a casa. No quiero que esto se acabe. ¡Robert tampoco! Sonríe divertido. ¡Me cruzo con sus ojos! ¡No quiere marcharse! Duda. Se va. Mira una última vez hacia atrás. Pareciera como si la música fuera a terminarse para siempre después de esta noche.

Going Nowhere. No puedo creerlo. Pero es cierto. Soy extrañamente feliz. Soy extraña. Teclados. Ya no me da pena nada.

Faith. No tengo más palabras. Las guitarras y las voces y los relojes se emocionan. Robert está a punto de llorar. Canta con una sensibilidad dolorosa. Me llevo las manos a la garganta. Me dejo llevar. I went away alone with nothing left but faith, with nothing left but faith, nothing left but faith. Todos sabemos que esta sí es la última canción. Sabemos. Aplaudimos suavemente. Robert se lleva la mano al corazón y se va suavemente.

No hay comentarios: