28.7.12

rosa


À L'infinie

te daré mi corazón rosa en una cajita con carmín infantil
te daré los enjambres, la lana, los frascos llenos de miel sobre la mesa, tras el cumple
te amaré aun al cabo de siempre, de las palabras llovidas y mojadas y rotas 
desde nunca al infinito always
te llevaré flores porque te lo juré
llorando de amor

tiza blanca, tiza negra


Francesca Woodman New York 79


no me voy sólo me pierdo
no me voy sólo me pierdo
no me voy sólo me pierdo
chica es una palabra frágil

23.7.12

Mon héros


Por momentos, me sobra todo menos la vida.

Tu cintura al andar en bici

porque llueve
(sad) Lisa 
Vincent 
(para) Esmé 
Reyes (por la niña de la pierna               ortopédica) 
Elia (hecha aire) 
Raimunda (ha llovido) 
Marisa (tiene forma de corazón) 
Rosamund (camina descalza) 
Ramona (la niña de las gafas rotas) 
Aurelio ("oro") 
Melisa (tan limpia y fresca) 
Rosemary ("romero") 
Chloé (nenúfar cortado) 
Rosetta (interminablemente de viaje) 
Azucena (mirada perdida en las flores) 
Mary (con su pañuelo anudado sobre la         
                                           cintura pequeñita)


Marilyn fotografiada por Milton Greene

20.7.12

V


Entre los cerros de este alba maldito te lo digo, ya no habrá más: mi
nostalgia, tus manos.
Quedarán mi infinita nostalgia por ti y estas lágrimas
invisibles por este amor imposible como tú y como yo hasta que el alba negro se cierre por detrás del mundo y en tu mano temblorosa brille la soledad
Temo no verte más,
perderte entre un millón o más de casas y árboles secos y perfumes de lo

que fue nuestra antigua casa
tú eres inasible y yo me evaporo muy rápido, yo te quise coger, Violeta, y
no pude y ahora tengo esta nostalgia
soy payasito vestido de fiesta temblando y llorando de
frío sonriendo y
diciendo:
Violeta te amo. Violeta, me desespero. ¡Violeta! ¡Te pierdo! ¡Violeta! ¡Te

extraño! Violeta,
adiós, Violeta


Sonia, Camille Hilaire



La desnudez de la poesía habla del río


Del blog Plano Creativo

18.7.12

Cave of forgotten dreams


The concepts of fluidity and permeability. Fluidity means that the categories we have, man, woman, horse, tree, etcetera, can shift. A tree can speak, a man can get transformed into an animal, and the other way around, given certain circumstances. The concept of permeability is that there are no barriers between the world where we are and the world of the spirits. A wall can talk to us, or accept us, or refuse us. A shaman can send his spirit to the world of the supernatural. Or he can receive visiting supernatural spirits. If you put the two concepts together, you realize how different life must have been from the way we live now.

From Cave of Forgotten Dreams

Salgo del cine después de ver el documental de Werner Herzog La cueva de los sueños olvidados (2010) con la certeza de que es uno de los días más importantes de mi vida. Herzog, autor de filmes fascinantes como Nosferatu the Vampyre (1979) consiguió un permiso especial para rodar en 3D en la cueva de Chauvet, en el sur de Francia, esta película por fin estrenada en España.

Durante más de 20.000 años, la cueva de Chauvet permaneció totalmente aislada del mundo debido al derrumbamiento de una pared de roca en su entrada. Descubierta en 1994, alberga las pinturas rupestres, por encima de 400, más antiguas que se conocen, con más de 30 mil años de antigüedad. Estas obras se remontan a una era donde los Neandertales aún vagaban por la tierra y los osos, mamuts y leones de la Edad de Hielo eran las poblaciones dominantes de Europa.

Nunca podré entrar en la cueva de Chauvet, ni tampoco en la de Altamira, a pesar de que nací y viví durante un tiempo a escasos kilómetros de esta última, pero la película de Herzog constituye la oportunidad tanto tiempo anhelada de adentrarme en una cueva prehistórica para contemplar, absorber y amar las pinturas que allí siguen, en el caso de la cueva de Chauvet, intactas.

Lo primero que me asalta es la certidumbre de que el hombre primitivo en nada o casi nada se diferencia del hombre contemporáneo, a pesar del tiempo transcurrido y sobre todo del misterio. Con todo, estos artistas parecían estar más cerca de Dios, y vivían en un mundo de silencio, de belleza, muy distinto del nuestro. Digo "estos artistas" porque lo que vemos son las obras maestras de los picasso y chagall de la época. Obras de arte que han sobrevivido al paso del tiempo, halladas mayormente por casualidad, que pudieran no ser las mejores (no podemos comparar con lo que se ha perdido o no ha sido encontrado) pero que a mis ojos, y a los ojos de los expertos, resultan insuperables. El caballito verde de Chagall, los toros de Picasso ya estaban allí. El hombre es básicamente un artista desde sus inicios, y empezó en la cima. Belleza máxima. Máxima realización del espíritu. Todo eso resulta obvio ante la maravilla que desvela la película de Herzog. El hallazgo se podría resumir así: mi amor también es un dios. 

No es lo que haces, es lo que eres. Que tu cuerpo sea siempre un amado espacio de revelaciones,  dice Alejandra Pizarnik. A lo largo de mi vida he vivido, como todo el mundo, grandes momentos de exaltación, pequeñas epifanías, he muerto de belleza y de amor. Cuando vi el Canal Grande. Con Irène, la película de Cavalier. Las veces que he amado la lluvia o el sol, las estaciones, los animales. Nada que no sea compartido por millones de seres humanos. Y también he sentido un par de orgasmos espirituales (por llamarlo de alguna forma) de los que no suelo hablar.

Explicar con palabras de este mundo que partió de mí un barco llevándome, dice Pizarnik. Estar abriendo el pecho, estar como jugando con unas alas, o aletas (tenía alas y escamas, no sé si era un pez o un pájaro, o las dos cosas). Formar parte del mar, tiritando al sol, y ser parte de la entraña del mundo, o de otro mundo, iluminada y, también, poco después una figurita griega. 

Una mujer bisonte, en los muros de la cueva. Y leones, hermosos leones. En un momento de la película uno de los expertos sentencia: I think homo sapiens is a misnomer. We really don't know much. We should be called more accurately homo spiritualis.

Estoy escuchando ahora el Boléro de Ravel. En San Francisco estaba escuchando la lluvia, venía del cine de ver Marie Antoinette (Sofia Coppola, 2006) y el otro orgasmo (el primero) se produjo como me pasa siempre (siempre que me pasa, pero esta era la primera vez), dejando que mi amor, que también es un dios, me vea (por dentro). Lo que sucedió es que me estiré como un tallito naranja (eso ya me había ocurrido en clase de voz, y después en yoga) y me sumergí en el cielo. La sensación, aunque el orgasmo durase muy poco (como cualquier otro orgasmo) de seguir poseída (o mejor desposeída) duró bastante, y sentí frío en mi habitación de North Beach.

Desde entonces esta es mi religión, pero no me gusta esa palabra. Sé que amo y que soy amada y con eso basta. 

Ahora que he leído bastante sobre el sistema nervioso de los homo sapiens, y después de haber visto La cueva de los sueños olvidados, creo que mis experiencias místicas, o míticas, no son tan raras y desde luego no debo sentirme atemorizada por contarlas. Pero no daré más detalles. De todas formas no podría contar más, aunque quisiera. Puede que sea por la magnitud de lo que se desconoce que seamos seres espirituales, homo spiritualis.

No sé muy bien qué quería decir el hombre primitivo con sus dibujos, pero no ha de ser muy distinto de la búsqueda de cualquier artista contemporáneo. Y el amor está ahí. Tampoco sé qué es el amor ni para qué sirve. Mi amante me dijo: seres como nosotros no deberían existir



ERNST REIJSEGER / CAVE OF FORGOTTEN DREAMS O.S.T - LIVE IN RAVENNA FESTIVAL

16.7.12

Concert


Para VICTORIA ELIZECHE


Santiago de noche. Estrellas. Llevo puesto mi vestido favorito. Paso frente a la catedral. Dan las tres. Quiero correr. Gritar. Imagino que Robert me observa. Está en esa plaza. Su hotel era un hospital. Es muy viejo. Mi hotel es nuevo. Regreso a mi habitación. Soy vecina de Robert. Ya es 16 de julio. Voy a ver a The Cure.


Plainsong. No nos damos cuenta. Robert está mirándonos. Está ahí. No nos dimos cuenta. Ahora sí. Está con su ropa negra. Su pelo. La boca roja. Camina lentamente. Mira a lo largo de las primeras filas. A mí no me mira. Yo no puedo dejar de mirarlo. Está cantando mi canción favorita. ¿Cómo es posible? Esto sólo me puede pasar a mí.  No me puedo hacer cargo. No estoy. Es la música que tanto he escuchado. Es real. La canción está terminando. Me esfuerzo por retener el sonido. Y  Robert dice: It´s just the way I smile, you said...

Fascination Street. Me molestan las otras personas. 29.999. Yo les molesto a ellos. Quito el sitio a alguien. Me empujan. Empujo. Piso. Me pisan. 

Before three. Yeah the happiest night I had... No puedo moverme. Tengo 21 años. Me han pasado muchas cosas. Amo a The Cure. Amo tantas cosas. 

A night like this. No puedo creerlo. Robert está justo frente a mí. Transmite bondad. Es un ser puro. Está feliz. 

The end of the world. Sigo sin creérmelo. Estoy del todo hipnotizada. I couldn´t love you more... Me doy cuenta de que todos los que están a mi alrededor saltan y gritan. Yo sólo callo.

Lovesong. ¡Lovesong! Recuerdo a alguien. Él ya no me quiere. Pero mi tristeza es dulce. Trilce.  Ahora amo a otro. ¡A Robert! Fly me to the moon... 

Inbetween days. Trato de tararear la letra. Robert sonríe. Es mágico. Sonrío. Quisiera llorar.

Just like heaven. Sólo como en el cielo.

From the edge of the deep green sea. El mar. La mar. Los ojos de Robert brillan como ningunos otros ojos que yo haya visto. Pienso que debe ser una impresión muy fuerte mirar dentro de esos ojos. Lo estoy haciendo. Deseo. Deseo. Deseo. 

Pictures of you. Otra de mis canciones favoritas. Estoy mejor. Puedo disfrutar el momento. No pienso. Todo es música. Robert extiende los brazos. You were bigger and brighter and wider than snow. Me abraza.

Lullaby. Me suelto la melena. ¡Me pongo más rojo en la boca! ¡Es mi noche! Miro a Roger. ¡Me mira! Todo mi cuerpo se retuerce en un escalofrío: The spiderman is always hungry. Robert. Su mirada enigmática vuelve sobre nosotros. Sobre mí. Infinito. Espacio. Planetas. Es exactamente como esperaba. Grito histéricamente. Aplaudo con los brazos rectos y las manos estiradas. Como un payaso. Fue un instante. ¿Cuánto dura un instante? Soy un payaso.  

Alt. End. Robert cambia de guitarra. Me fijo en Simon. Lleva puesta una gorra. Es un bajista. Está a lo suyo. Salta. Perry no salta. Es el más guapo. Es dulce. Las tres guitarras son una.

Push. Sigo buscando a Perry. Me encuentro con sus ojos. Está solo. Roger también está solo. Me da pena. Son un gran grupo. Son los mejores. El público grita ¡Robert! O ¡Simon! Pero sobre todo ¡Robert! Vuelvo a encontrarme con los ojos de Perry. 

One hundred years. Están tocando las mejores canciones. One hundred years. Tengo que luchar mucho. Todos luchamos mucho. Queremos acercarnos más. Ver más. Oír más. El escenario se llena de color. Rojo. Azul. Viento. La noche crece. Pienso que si el fin del mundo llegase ahora no me importaría para nada.

Us or then. No consigo ver a Jason. Me lo tapan los platillos. 

Disintegration. Sí, Disintegration. Es una versión algo más lenta. How the end always is, grita Robert una y otra vez y otra. El concierto termina. Grito más fuerte que nadie. 

Close to me. The Lovecats. Friday I´m in love. Boys don´t cry. The Cure nos hace ese regalo. ¡El concierto no se ha acabado! Ahora sí que salto. ¡Al fin soy capaz de moverme! Robert saca fotografías. Su sonrisa está llena de ternura. Su barbilla partida está llena de ternura. Mary lo está esperando. Viernes 16 de julio de 2004. Ya sábado.

M. Play for today. A forest. ¡Vuelven a salir y tocan tres canciones del Seventeen Seconds! No se puede poner en palabras la magia, ¿verdad? Todos los duendes de Galicia están en el Monte Do Gozo. Gozamos. Jason. Roger. Perry. Simon. Robert. Todos nosotros. Yo. Salto. Grito muy alto. Digo ¡no, no, no, no...! No quiero irme a casa. No quiero que esto se acabe. ¡Robert tampoco! Sonríe divertido. ¡Me cruzo con sus ojos! ¡No quiere marcharse! Duda. Se va. Mira una última vez hacia atrás. Pareciera como si la música fuera a terminarse para siempre después de esta noche.

Going Nowhere. No puedo creerlo. Pero es cierto. Soy extrañamente feliz. Soy extraña. Teclados. Ya no me da pena nada.

Faith. No tengo más palabras. Las guitarras y las voces y los relojes se emocionan. Robert está a punto de llorar. Canta con una sensibilidad dolorosa. Me llevo las manos a la garganta. Me dejo llevar. I went away alone with nothing left but faith, with nothing left but faith, nothing left but faith. Todos sabemos que esta sí es la última canción. Sabemos. Aplaudimos suavemente. Robert se lleva la mano al corazón y se va suavemente.

mi hogar en el mundo

Help Help.
Help I feel life coming closer. When all I want is to die.
marilyn monroe

(porque sueño tengo pies fríos)

hago el amor de pie de día el lagrimal es la punta de la almendra lloro y brillan como el mar de noche y de lejos mis ojos que desde niña tuve y nunca entendí  en este espejo en esta habitación con esta temperatura a esta edad son azules azul de algún mar de algún día azul  mis ojos las pestañas los bosques calcinados todo lo que ya han visto sus pupilas dilatadas la delicadeza que no puedo nombrar y no quiero perder 

pie, mano, os imagino porque no puedo veros





photo: george barris

15.7.12

la palabra siempre (dijo el cuervo)



Mi infancia se acuesta contigo. Los árboles son hombres preciosos a los que me tiro. Decir nieve y decir nueve, decir no tienes que llegar a ningún sitioComo sabes quiero volar y no bailar. Me pongo triste cuando vuelo 
a casa. La felicidad está en las tripas, lalegría en los huesos, la tristeza en el pelo y la melancolía 
en las manos. Círculo era un conejo negro, y Rebelde, un caballo blanco. Dentro de mí hay un gran agujero. Abierto (el último verso) . Pero yo hubiera preferido un beso, como ese día en Mission. Te quería 




Ernst Ludwig Kirchner - Fränzi Fehrmann (1910)

Norte


Lilas gritan
Niño mata

El Norte es Frío.



13.7.12

Mi Caaasa.


Casa no es más que un reflejo de la belleza y la tranquilidad que existe dentro de mí


Mondrian

12.7.12

Hopper da escalofríos

Salí a la calle después de ver la exposición de Hopper en el Thyssen y la temperatura había bajado. Volvíamos a las tardes de primavera. Pero no sé si era el aire, más fresco, o mi sangre, menos roja, más azul, después de la sesión de cuadros, soberbios cuadros de este pintor norteamericano que, junto con Rothko, Pollock u O'Keeffe, mejor representa la pintura estadounidense del siglo XX. De todos es quizá el más americano. Y esto es así porque Edward Hopper (1882-1967) supo captar como ninguno el desarraigo, la soledad de América. No hay libertad sin soledad, y estos cuadros son atravesados por el dolor dulce del American way of life, por el sueño americano en su versión más terrestre y calmada. El sol ilumina los lienzos, que parecen rozados suavemente por el viento, en ellos los colores existen como existen las ciudades y los cielos, los campos y el mar, brotando de la nada, eterno misterio. Prevalece el verde. Como poesía, mágicamente, la pintura de Hopper nos emociona para descubrirnos por dentro. Una vez más, como en La Gioconda, el paisaje de fuera es el paisaje de dentro. Y como en poesía (me estoy dando cuenta de que la poesía tiene mucho que ver con la pintura) no necesitas seguir creyendo algo: llegas a conocerlo. ¿Y qué es eso que ahora conozco? Es difícil de explicar (torpes palabras, tan solo un lado del lenguaje, la parte que vemos de la Luna) pero lo voy a intentar. 

Hopper bebe de las jarras místicas de Vermeer, se inspira en los encuadres inesperados de Degas,  pero sobre todo se parece a Carver, el poeta, el narrador. Pocas veces he detectado una concordancia tal entre dos artistas. Como actriz me interesé por Carver y sus cuentos, en particular 'Gordo' siempre atrapó mi curiosidad. Los cuadros de Hopper y los cuentos de Carver tienen mucho de cinematográficos. Me fui a cenar después de la exposición y me di cuenta de que todo lo que yo necesitaba para encarnar a la camarera de 'Gordo' era llegar a ver esos paisajes y dejarme impregnar por eso que sentía hasta alcanzar ese estado, ese escalofrío de estar sola que he experimentado de manera tan real al visitar los cuadros de Hopper, y cada vez que vuelvo a ellos, e incluso tiempo después de haberlos contemplado. Esa sensación se te queda en el cuerpo. No necesito volver a experimentarla, no puede perderse lo que se conoce. Decir y hacer, entonces, mi texto sin prisa porque el tiempo se detiene en las casas, las ventanas, los bares, los raíles, los hierros de los puentes sin prisa. En efecto siento que estoy rematadamente sola, pero en compañía, también. El paisaje provoca la soledad y la remedia. Mi tragedia es compartida por millones de seres humanos. La elipsis es el espacio del corazón. El corazón no para de latir. Uta Hagen sabía de la importancia del espacio, y lo cuenta maravillosamente en sus libros de técnica para actores, técnica que yo aprendí gracias a Ed Morehouse, en el HB Studio. Uta en sus libros y Ed en clase nos pedían que imagináramos al detalle el espacio donde se desarrollaba la acción que estábamos representando y ahora comprendo mejor por qué.

Al observar Habitación de hotel me reconocí en mi habitación del Castro Hotel. Tenía la carta de la princesa. Me encontraba en una esquina (me dieron el mejor cuarto) entre Ciudad China y Pequeña Italia. Viajar es el gran movimiento humano. Migramos y nos encontramos.

El mundo de Cristina no es de Hopper pero es otro clásico norteamericano. De nuevo el mundo ante un personaje consciente. En los desnudos de Carver, en sus historias con poca ropa (porque apenas cuentan nada) ese es justamente el movimiento, un personaje pasa de la ignorancia a la conciencia. 

La soledad es el gran sentimiento contemporáneo. Y puede ser un placer. El cuerpo percibe la belleza imposible del instante sin retorno, se reconoce mortal, se destapa ante su ligereza de siglos. Ciudades como Nueva York o San Francisco poseen el don extraño de las amigas en potencia y esto también lo he vivido en carne propia. El secreto de los personajes de Hopper es que, en el fondo, son felices. ¿Lo serán también los de Carver? En el sutil universo de estos dos artistas los personajes se comunican dentro de su propio cuerpo. Y no están solos (¿acaso existe algún otro modo de estar en el mundo, aparte de con nosotros mismos?). Quizá hayan aceptado su condena (a saber, vivir en este planeta bello pero triste) y, como sencillos Sísifos modernos, vivan en su particular montaña sumidos en un sueño llamado existencia y poco importa lo demás. Por eso se quedan en silencio siempre. Como el paisaje. 



South Caroline Morning (1955)


Hotel Room (1931)


The Camel’s Hump (1931)


Two Comedians (1965) (último cuadro - retrato suyo y de su esposa-)


ANDREW WYETH. "El mundo de Cristina", 1948



10.7.12

L'un de mes poèmes préférés


Sensation


Par les soirs bleus d'été, j'irai dans les sentiers,
Picoté par les blés, fouler l'herbe menue :
Rêveur, j'en sentirai la fraîcheur à mes pieds :
Je laisserai le vent baigner ma tête nue.
Je ne parlerai pas, je ne penserai rien :
Mais l'amour infini me montera dans l'âme,
Et j'irai loin, bien loin, comme un bohémien,
Par la Nature, — heureux comme avec une femme.

Arthur Rimbaud - 1870

Sensación

En las tardes azules de verano, iré por los senderos,
picoteado por el trigo, a pisar la hierba menuda:
Soñador, sentiré la frescura en mis pies.
Dejaré que el viento bañe mi cabeza desnuda.
No hablaré nada, no pensaré nada:
Pero el amor infinito me subirá hasta el alma,
e iré lejos, muy lejos, igual que un bohemio,
por la naturaleza, –feliz como junto a una mujer.
uuu
Arthur Rimbaud - 1870

7.7.12

mi habitación, por decir algo


mi habitación, por decir algo. el deseo es lo contrario de la muerte, y mi cama está abierta como un corazón, destapada, las sábanas caídas sin más, usadas, amarillas, mi cama parece un pájaro, las alas extendidas e inmóviles, casi rotas, y no me atrevo a acercarme por si aletea de golpe y desaparece, tan fría es mi habitación, tan oscura, que mi pijama es otro pájaro, tiene rayas rojas, azules y verdes, es un pájaro del Trópico de Cáncer, no sé cómo ha entrado, la ventana estaba cerrada y las contraventanas son blancas y las veo, aunque no estoy segura, porque las paredes también parecen blancas, dirán los cuadros negros, las manchas que he ido poniendo con los años. me lo quité como tantas otras veces, sin ningún misterio, con los ojos cerrados, y lo dejé allí, y me fui. ahora tiene entrañas frías y calientes, respira. está doblado libremente sobre sí mismo, ignoro qué esconden los agujeros, qué desconocidas penumbras, dónde empiezan y terminan las líneas, los bordes, las curvas, por qué, qué latitud, qué fruta, qué pensamiento. todo él es un todo no del todo inerte formado por fractales tropicales que no podré conocer. cayeron de mis manos, por la mañana, pero es de noche, y la lámpara está apagada. la tela tenía pelusas como plumas. las plumas eran de franela. he cubierto toda mi piel, las alas no me tocan, no puedo ser libre. mi pijama, el pájaro, y me dormí. 

I´ll save you, Dara Scully (de mi colección)

Sensación

notas sobre la expo de Gauguin

Muchos árboles simples y en movimiento, como fantasmas buenos, y los cielos, siempre densos, pero luminosos, o ha llovido o va a llover, senderos. Exuberante Pisarro. Figuras siempre abrigadas, lejanas, esenciales. Autorretrato con abrigo de grandes solapas y gastado. So delicate! El desnudo y la Danza. El dibujo mágico. Degas. Gauguin, figuras "aleatoriamente" colocadas en el lienzo.

Ah! Ese Gauguin! Yo tenía una pequeña sensación y él me la ha robado, se la ha llevado a la Bretaña, a Martinica, a Tahití. //Cézanne

Two Tahitian Women with Mango Blossoms

Un recuerdo


Trato de reanimarle el pecho. Tanta pena me da el musgo seco que le nace. Aprieto su cráneo con fuerza, sus mejillas son blandas, no podía más de arbustos. haber podido hacer el amor por-pri-me-ra-vez-en-mi habitación
The end of the world. Sigo sin creérmelo. Estoy del todo hipnotizada. "I couldn ́t love you more..." Me doy cuenta de que todos los que están a mi alrededor saltan y gritan. Yo sólo callo. saber qué es estar sin pelo como los árboles están sin hojas
el mar muy azul

St. Cecilia and the angel, Carlo Saraceni

5.7.12

Mi primer poema

Rosilda


Tu huella es profundamente amorosa 
Rosa del amor humano
Ruges y brincas y guerreas
Pasionalmente vives y con pasión te mueres
Tu párpado oculta tu pupila poética 
Y con denuedo se mezcla el amanecer más bello 
Y el naufragio más triste
La guitarra resonante sobre tu brazo se alza
No la tocas pero la haces sonar
Como una tormenta que al paso arrastra al prado y las abejas
Siendo fuerte la armonía
Débil la carne de Eva
La duda grave se apoya suave sobre tu hombro herido
A tu rocío se adhieren los hombres estremecidos
Los vestidos blancos pintan tu color
La nieve ha vestido el verde
Tan indómito
Tu nenúfar es Ofelia
Rimbaud tu ángel
Laúd de sonidos que ensoñada yaces y yaciendo te iluminas
Ya que la brisa te baña y madrugada eres por lo húmedo
Riendo en ti la tierra
Sabemos que respiras
Mas a verte no acertamos

1998


*Rosilda es, junto con Arild, Carolin y Berta, la protagonista de la tetralogía de las sombras de Maria Gripe. (En España aún no se ha publicado el cuarto y último libro).

4.7.12

Preguntas


Pero por qué existe la vida, amor?
y por qué existe el universo?
y si existe Dios, quién lo creó?



Catherine Deneuve por Richard Avedon

3.7.12

Life is a holiday



Pink Floyd Ballet de Roland Petit


Dos conejos. 


Sala Mirador

Las tablas, son negras; los radiadores, son negros; las paredes, son negras; los hierros, son negros; las cortinas, son negras; los focos, son negros; las gradas, son negras; la puerta, es roja, pero la escalera, es negra. Es todo cuanto hay. La poca luz blanca que queda en las tablas, los radiadores, las paredes, los hierros, las cortinas, los focos, las gradas, la puerta y la escalera; la luz blanca que quede entre las, los, las, los, las, los, las, la, la; la luz blanca entre mis ojos y el espacio, el tiempo, la luz blanca que le queda al tiempo que me quede. Lo veo claro desde el poco brillo de la madera, aquí abajo, casi dormida, que es la luz blanca todo cuanto hay, la poca esperanza que pueda tener este teatro vacío, ese espectador invisible, un actor que haga crujir el piso, un viento indescriptible, una conversación entre los objetos, un chillido, una metáfora, algo: un hogar para un negro con los ojos abiertos. 

2.7.12

Hambre en acción

Actuar es tener bajo el envoltorio de la piel el páncreas, el bazo, la vagina, el hígado, los riñones y las tripas, todos los circuitos, todos los canales, todo el cuerpo oculto e invisible. El actor, cuando actúa, tiene la piel absolutamente transparente. El cuerpo del actor es su cuerpo interno.

Valère Novarina 



Cézanne

1.7.12

Nadando en luz


« La mort c’est l’infini des plaines et la vie la fuite des collines. »  Joseph Brodsky


    
                     



from the Silueta series, Ana Mendieta, 1978



sin saber que buscaba 

sin saber que encontraba

fui por el paraíso 

hacia ninguna parte