15.6.12

El poema fue creciendo hasta hacerse cada vez más pequeño:



quería ser una caricia en tus manos



photo: edward feingersh

2 comentarios:

Emily dijo...

lo que el poema siempre busca.

Elise dijo...

:-)